Los Cadetes de Linares

El Corrido de Silvano Gracia

"El Corrido de Silvano Gracia" (Reseña) Con Originales ..Los Cadetes de Linares
Reynosa, Tam.- El 17 de diciembre de 1922, una partida de “rangers” de Texas y aduanales de la montada de los Estados Unidos encontraron huellas sospechosas mientras patrullaban la frontera en los terrenos del rancho Jennings en el Condado Zapata, Texas. Temprano en la mañana del siguiente día, los oficiales siguieron el rastro hasta que descubrieron a tres contrabandistas a distancia, como a las dos de la tarde; el escenario era un lomerio con arroyos y cañones pedregosos.

El Palomito

Una palomita blanca
de piquito colorado,
ayer yo la vi llorando
en las cumbre de un guayabo;
curru cu curru cu
le cantaba el palomito,
curru cu curru cu
que volviera a su nidito.

Blanca palomita vuela,
vuela por esa pradera,
aquí te estaré esperando
aunque de dolor me muera;
curru cu curru cu
le cantaba el palomito,
curru cu curru cu
que volviera a su nidito.

El Cerillazo

Mi vida te hubiera dado
de haberlo querido así
mi vida hubiera pasado
contento y enamorado viviendo juntito a tí.

Los dos fuéramos dichosos
viviendo nuestro querer
pasando siempre amorosos
eternidades de gozos
entre caricias mi bien.

Pero yo no sé
no puedo entender
si estuviste entre mis brazos y me niegas tu querer.

Pero yo no sé
lo que te pasó
fué tu amor un cerillazo que de pronto se apagó.

Al Ver

Yo siempre lloraré la ausencia de tú amor,
fingir nunca podré para mí sería un error;
las lágrimas tiré cuando te vi partir,
de celos me llené y así empecé a sufrir.

La vida para mí no es nada en realidad,
al menos sin tú amor, por Dios tenme piedad;
clavastes un puñal en mi pobre corazón,
al ver que te alejabas y que nunca hubo razón.

Suscribirse a RSS - Los Cadetes de Linares