Fidel Sánchez

María Bonita

Acuérdate de Acapulco
de aquellas noches
María bonita, María del alma;
acuérdate que en la playa,
con tus manitas las estrellitas
las enjuagabas.

Tu cuerpo, del mar juguete nave al garete
venían las olas lo columpiaban,
mientras yo te miraba
lo digo con sentimiento
mi pensamiento me traicionaba.

Te dije muchas palabras de esas bonitas
con que se arrullan los corazones
pidiendo que me quisiéras
que convirtieras en realidades
mis ilusiones.

Suscribirse a RSS - Fidel Sánchez